BIOLOGIA-GEOLOGIA.COM

Adaptación curricular

Basado en la Unidad Didáctica "Reproducción y sexualidad humanas" de 3º de ESO biologia-geologia.com

Saltar la navegación

11.1.5. El ciclo menstrual

El ciclo menstrual

El ciclo menstrual es el conjunto de cambios que se producen en el aparato reproductor femenino con el fin de preparar al organismo para la fecundación del óvulo y el embarazo. Comienza en la mujer a partir de los 10 a 14 años, con la menarquia, y desaparece entre los 45 y 55 años, con la menopausia.

El ciclo menstrual suele tener una duración media de 28 días, aunque puede variar. Sólo suele madurar un único óvulo en cada ciclo.

Cada mes, el útero de la mujer se prepara para recibir al óvulo fecundado recubriendo sus paredes con un tejido llamado endometrio. Lógicamente, la mayor parte de los meses no habrá fecundación y ese tejido se desprende formando una hemorragia llamada menstruación o regla.

Los primeros cuatro o cinco días del ciclo, se desprende el endometrio junto con sangre (menstruación). Después, comienza a regenerarse por si se produce fecundación en el siguiente ciclo.

Los óvulos van madurando en el ovario y, a mediados de ciclo, sobre el día 14, el ovario libera un óvulo. A esto se le llama ovulación, y el óvulo recorre la trompa de Falopio camino hacia el útero. Mientras tanto, las paredes del útero se siguen regenerando y preparándose para dos posibles situaciones:

  • Si el óvulo no es encuentra con ningún espermatozoide, sigue su recorrido hacia el útero. El óvulo solo tiene 24 horas para ser fecundado por un espermatozoide, si no es así, muere. Esto es lo que ocurre casi siempre, bien porque no ha habido copulación o porque el espermatozoide no ha llegado a encontrar al óvulo por utilizar algún método anticonceptivo u otros motivos. Más tarde, unos 14 días después de la ovulación, se produce una nueva menstruación que elimina el endometrio de las paredes del útero.
  • Si el óvulo, en las trompas de Falopio, se encuentra con un espermatozoide, se produce la fecundación. El recubrimiento del útero es un tejido muy vascularizado, y está preparado para que el óvulo fecundado, también llamado célula huevo o zigoto, se implante. El endometrio no se desprende, más tarde se formará la placenta.

El sistema endocrino se encarga de regular este ciclo mediante la secreción de hormonas.

La vida de los espermatozoides es más larga que la de los óvulos, unos cinco días, por lo que los días anteriores a la ovulación y el día de la ovulación son los días más fértiles del ciclo menstrual y en los que hay mayores posibilidades de embarazo.